Saltear al contenido principal

Son conocidas comúnmente como las brujas de la noche.  La existencia y propiciación de Iyami Osooronga es exclusiva de la práctica del Ifá tradicional, ya que fuera de tierras Yoruba no se les conoce.

Iyami Osooronga

La propiciación a Iyami Osooronga

Los yoruba consideran a las Iyami Osooronga como sus madres espirituales. Bajaron a la tierra por sí mismas, en el estómago de Orunmila y sin que Olodumare las enviara. Por este motivo todos los orisha las respetaron, pero no son consideradas deidades. 

Por lo general  tienen una connotación negativa, ya que perturban las vidas de las personas, especialmente de mujeres embarazadas y niños muy jóvenes. También causan problemas de salud, discusiones o simplemente obstáculos en el día a día. Es por eso que el babalawo las propicia constantemente para evitar perturbaciones o que las brujas puedan hacer algún daño.

Al igual que los orisha representan algún elemento de la naturaleza, los yoruba representan a las Iyami Ossoronga en los pájaros y los gatos.

iyami osooronga yoruba

La propiciación a Iyami Osooronga

Los yoruba consideran a las Iyami Osooronga como sus madres espirituales. Bajaron a la tierra por sí mismas, en el estómago de Orunmila y sin que Olodumare las enviara. Por este motivo todos los orisha las respetaron, pero no son consideradas deidades.

Por lo general  tienen una connotación negativa, ya que perturban las vidas de las personas, especialmente de mujeres embarazadas y niños muy jóvenes. También causan problemas de salud, discusiones o simplemente obstáculos en el día a día. Es por eso que el babalawo las propicia constantemente para evitar perturbaciones o que las brujas puedan hacer algún daño.

Al igual que los orisha representan algún elemento de la naturaleza, los yoruba representan a las Iyami Ossoronga en los pájaros y los gatos.

Adassa, el machete de Obatala

Àdáasà: el machete de Obatala

La propiciación a Iyami Osooronga tiene sus materiales específicos. Uno de los más importantes en el Adaasa (Àdáasá) o machete de Òòsànlá (Obatala). Se trata de una campana en forma de machete que se hace sonar durante la propiciación a las brujas.

En Osa Meji se explica que Obatala entregó el Adaasa a Orunmila como agradecimiento por haberle ayudado a vencer a Iyami Osooronga, cuando estas lo estaban atacando. En este Odu, el algodón estaba siendo diezmado por las brujas y acudió por ayuda a casa de Obatala, quien declaró tras consultar a Ifá que ningún pájaro podía consumir el algodón. A consecuencia de esto, la brujas prohibieron a Obatala utilizar agua del río de los pájaros.

Obatala acudió a los Irunmole (Shango, Ogun…) pero no pudieron ayudarlo. Entonces corrió a casa de Orunmila y hasta allí fue perseguido por las brujas. Previamente, Ifá había advertido a Orunmila de ofrecer sacrificio con frijoles y pegamento, y así lo hizo Orunmila, colocando el sacrificio en la puerta de su casa. Cuando Obatala llegó a casa de Orunmila y los pájaros vieron los frijoles, empezaron a comerlos y quedaron pegados al suelo. Entonces, Orunmila tomó el machete de Obatala y cortó la cabeza de los pájaros, librando a Oosanla de sus enemigos. En agradecimiento, Obatala regaló el machete a Orunmila quien declaró que el machete perteneció a Oosanla y que el algodón germinaría y florecería en presencia de todos los pájaros.

Adaasa de obatala

Àdáasà: el machete de Obatala

La propiciación a Iyami Osooronga tiene sus materiales específicos. Uno de los más importantes en el Adaasa (Àdáasá) o machete de Òòsànlá (Obatala). Se trata de una campana en forma de machete que se hace sonar durante la propiciación a las brujas.

En Osa Meji se explica que Obatala entregó el Adaasa a Orunmila como agradecimiento por haberle ayudado a vencer a Iyami Osooronga, cuando estas lo estaban atacando. En este Odu, el algodón estaba siendo diezmado por las brujas y acudió por ayuda a casa de Obatala, quien declaró tras consultar a Ifá que ningún pájaro podía consumir el algodón. A consecuencia de esto, la brujas prohibieron a Obatala utilizar agua del río de los pájaros.

Obatala acudió a los Irunmole (Shango, Ogun…) pero no pudieron ayudarlo. Entonces corrió a casa de Orunmila y hasta allí fue perseguido por las brujas. Previamente, Ifá había advertido a Orunmila de ofrecer sacrificio con frijoles y pegamento, y así lo hizo Orunmila, colocando el sacrificio en la puerta de su casa. Cuando Obatala llegó a casa de Orunmila y los pájaros vieron los frijoles, empezaron a comerlos y quedaron pegados al suelo. Entonces, Orunmila tomó el machete de Obatala y cortó la cabeza de los pájaros, librando a Oosanla de sus enemigos. En agradecimiento, Obatala regaló el machete a Orunmila quien declaró que el machete perteneció a Oosanla y que el algodón germinaría y florecería en presencia de todos los pájaros.

Iniciación en el culto a las brujas

Existe una iniciación en el culto a Iyami Osooronga que es secreta. No obstante, ningún babalawo o seguidor del culto a Ifá o los Orisha son iniciados en Iyami o participan en estas ceremonias.

Iniciación en el culto a las brujas

Existe una iniciación en el culto a Iyami Osooronga que es secreta. No obstante, ningún babalawo o seguidor del culto a Ifá o los Orisha son iniciados en Iyami o participan en estas ceremonias.
Lleva los conocimientos de Ifá contigo con la aplicación Ifá Tradicional
Lleva los conocimientos de Ifá contigo con la aplicación Ifá Tradicional
Volver arriba